CIAPOT 2015: un análisis a la salud mental en el mundo del trabajo

La 4a. versión del Congreso Iberoamericano de Psicología de las Organizaciones y del Trabajo reunió a 190 investigadores y profesionales de Latinoamérica y España.

ciapot_2015Buscando entregar soluciones respecto a los actuales problemas de salud mental que sufren algunos trabajadores al interior de sus organizaciones, el Programa de Estudios Psicosociales del Trabajo de la Facultad de Psicología de la Universidad Diego Portales, organizó el 4º Congreso Iberoamericano de Psicología de las Organizaciones y del Trabajo (CIAPOT-2015), realizado por primera vez en Santiago de Chile.

La 4ª versión de este encuentro –que reunió a investigadores de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, España, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Chile– contó con cuatro áreas temáticas estructuradas en: dimensiones organizacionales de la violencia en el trabajo; los procesos de salud, enfermedad y bienestar/malestar en las organizaciones del trabajo; la gestión de personas, mercado de trabajo y sociedad; además de la gestión en las organizaciones considerando sus problemas y desafíos.

Uno de los focos principales fue el análisis de los problemas de la salud mental que afectan al mundo del trabajo, considerando las perspectivas de gestión al interior de las organizaciones y el trato que reciben algunos trabajadores que sufren de patologías asociadas al estrés, ansiedad o el llamado “bullying” o asedio laboral.

En cuanto al diagnóstico nacional, la presidenta del Comité Científico de CIAPOT, la académica e investigadora UDP Elisa Ansoleaga, expresó que en la actualidad “Chile es una sociedad tremendamente individualista, privatizada y centrada en una promesa de desarrollo que tiene que ver con cuánto cada persona ponga de sí mismo para alcanzar un resultado, o el éxito en sus proyectos personales o profesionales”.

“La invitación es a cambiar el enfoque y ya no sólo mirar lo individual, sino lo que ocurre en colectivo y cómo los sistemas son tremendamente determinantes para lo que el individuo pueda hacer, limitando o facilitando el desarrollo de las personas al interior de las organizaciones”, agregó Ansoleaga.

Durante el seminario, también se abordó la problemática relacionada con el llamado “bullying” o asedio laboral. Para ello la investigadora de la Universidad de Hanken (Finlandia), Denise Salin, analizó en su conferencia las supuestas razones del “matonaje” laboral, intentando entregar respuestas sobre el origen de estas malas prácticas y las respuestas que entregan las organizaciones y los propios trabajadores frente a esta problemática.

Al respecto, Elisa Ansoleaga, precisó que en los casos de violencia laboral “Denise Salin señala que más allá de tener una explicación en ciertas características individuales de la víctima o el victimario, o incluso de la interacción entre ambos, existen explicaciones que tienen que ver con ciertas dimensiones al interior de las organizaciones”.

Precisó que las mismas organizaciones “generan sistemas de gestión que de alguna manera posibilitan que haya más violencia, instalando por ejemplo, incentivos por competencias entre los mismos compañeros de trabajo en vez de promover algún plan de colaboración, estableciendo y valorando estilos de supervisión que pueden ser tremendamente agresivos y, por otra parte, no castigando a aquellas personas que cometen estos actos”.

En cuanto a la exposición del profesor de la Universidad de Brasilia, Jairo Borges-Andrade, quien expuso sobre la colaboración y el posterior aprendizaje en el lugar de trabajo, la presidenta del Comité Científico de CIAPOT, arguyó que “un elemento muy relevante en esta materia tiene que ver con pasar desde la consideración individual de las personas al interior de las organizaciones, hacia miradas que sean más colectivas”.

“Durante la conferencia del profesor Borges, él dio cuenta de unos resultados muy interesantes respecto a cómo se produce el aprendizaje al interior de las organizaciones. El académico brasileño, aseguraba que cerca de un 50% de los factores que explican que ocurran procesos de aprendizaje a nivel individual, tiene que ver con factores sociales o factores culturales más allá de lo que el individuo puede hacer”, complementó.